3 cuotas sin interés

$650.000

24 cuotas de $66.736,04
5% de descuento pagando con Transferencia bancaria Ver más detalles

Para esta colección rescatamos el patrimonio de los diaguitas, las comunidades que se ubicaban en el Noroeste argentino, en especial en los Valles Calchaquíes.

Los diaguitas eran agricultores. Producían maíz, zapallo y porotos. También criaban llamas y guanacos y de estos animales obtenían carne y lana. Así desarrollaron la producción de tejidos de excelente calidad.

Las líneas geométricas que aplicaban a los textiles también estaban presentes en la pintura para el rostro: líneas y triángulos alrededor de los ojos. Vestían ponchos, gorros, calzaban sandalias de cuero que ataban con cordones de lana. También usaban vinchas, prendedores, aros y pecheras.

Nos inspira el arte que desarrolaron: eran excelentes alfareros. Las piezas cerámicas representaban el diseño de animales sagrados, como los ñandúes, que anunciaban las lluvias y las serpientes, asociadas al agua que cae del cielo.

Los diaguitas se iniciaron en la metalurgia con la extracción del cobre, oro y plata, materiales que también usaban en sus accesorios. Con el hueso fabricaban elementos para sus telares: auténticas usinas de tejidos únicos.

Estudiamos y aprendemos de nuestros antepasados para soñar un futuro que preserve la memoria textil y las técnicas ancestrales.